ABOGADOS LABORALISTAS MOBBING LABORAL
Página de inicio
Sociedades Mercantiles
Sociedades Civiles
Administración
Concurso Acreedores
Urbanismo
Autónomos
Particulares
    Impuestos
      Custodia compartida
      Pensión alimenticia
    Divorcios
    Herencias
    Arrendamientos
    Traspasos
    Laboral
      Recursos Multas
Buscar
Nosotros

Mobbing Laboral


Definición de Mobbing laboral Características Regulación del mobbing
Rescisión contrato mobbing Mobbing accidente de trabajo Formas de intervención contra el mobbing

Definición de mobbing laboral:

El mobbing o acoso laboral o bien acoso en el trabajo se define como la situación en la que una persona, o en ocasiones un grupo de ellas, ejerce una violencia psicológica extrema de forma sistemática y recurrente, como media 6 meses, sobre otra persona o personas, en el lugar de trabajo y con la finalidad de:

- Destruir las redes de comunicación de la víctima.

- Destruir su reputación.

- Perturbar el ejercicio de sus labores.

- Lograr que finalmente abandone su puesto.

Características del mobbing

La nota característica del mobbing laboral es que no se desarrolla entre iguales, sino que la víctima se encuentra en una situación de inferioridad respecto al agresor. Esta inferioridad puede ser jerárquica o de hecho, derivada de la mayor experiencia o antigüedad adquirida en la empresa.

Las estrategias y las modalidades utilizadas para someter a la víctima a acoso laboral o mobbing son muy variadas, y la mayor parte de las veces se combinan una con otras a modo de tratamiento integral.

Entre las modalidades utilizadas del acosador laboral, podemos citar, a efectos meramente enunciativo, las siguiente:

Gritar, insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.

Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.

Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.

Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.

Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar ("hasta que se aburra o se vaya").

Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.

Tratarle de una manera diferente o discriminatoria, usar medidas exclusivas contra él, con vistas a estigmatizarle ante otros compañeros o jefes (excluirle, discriminarle, tratar su caso de forma diferente).

Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.

Regulación del mobbing laboral

El mobbing no está expresamente regulado en nuestro ordenamiento jurídico por lo que la protección frente a estas conductas de hostigamiento en el trabajo se lleva a cabo aplicando las normas genéricas del Estatuto de los Trabajadores, que garantizan la integridad física y la intimidad y dignidad personales, y las normas de prevención de riesgos laborales, que imponen al empresario la obligación de adoptar las medidas necesarias para proteger a sus trabajadores, tanto frente a los daños físicos como frente a las lesiones y trastornos psíquicos.

Rescisión del contrato a instancias del trabajador

Puede ser causa justa de rescisión del contrato a instancia del trabajador, las modificaciones que sean perjudiciales para la formación profesional del trabajador o supongan un menoscabo para su dignidad.

La dignidad es un concepto relativo, que debe apreciarse bajo un criterio social objetivo. Es el respeto debido al trabajador, a su derecho a ocupar su puesto con honorabilidad.

El menoscabo de la dignidad es una vejación, que consiste en sustituirle en sus tareas habituales y encargarle otras que requieren menor cualificación.

Constituye justa causa para que el trabajador solicite la rescisión del contrato de trabajo por violación del derecho a la dignidad personal el llamado acoso moral o "mobbing" que se define como una forma de acoso en el trabajo mediante la degradación de las funciones desempeñadas, la desacreditación ante los compañeros o el aislamiento.

El Mobbing laboral como accidente de trabajo

La presunción de laboralidad no sólo se aplica a los accidentes en sentido estricto, o lesiones sufridas por la acción súbita y violenta de un agente exterior, sino también a las enfermedades que pueden surgir en el trabajo causadas por agentes patológicos internos o externos, debiendo probarse en estos casos la relación de causalidad entre el trabajo y la alteración de la salud.

De este modo han sido reconocidas como accidentes de trabajo las siguientes enfermedades psíquicas:

  • - El estrés profesional • Estrés laboral: consiste en un menoscabo de la salud producido por el trabajo.

  • - El agotamiento psíquico o burn-out.

  • - El mobbing: consiste en alteraciones físicas o psíquicas producidas por un comportamiento abusivo o acoso moral.

Esta presunción de laboralidad del accidente o dolencia de trabajo sólo alcanza a los acaecidos en el tiempo y lugar de trabajo, y no a los ocurridos en el trayecto de ida al trabajo o vuelta del mismo. La asimilación a accidente de trabajo del accidente in itinere se limita a los accidentes en sentido estricto y no a las dolencias y procesos morbosos.

Formas para intervenir contra el mobbing

Ante una situación de acoso moral, el trabajador afectado puede optar por acudir a alguna de las siguientes vías en defensa de sus derechos:

- Ante la jurisdicción social:

* El trabajador puede denunciar los hechos ante la Inspección de Trabajo, que adoptará una de las siguientes medidas:

  • Requerir al empresario, dándole un plazo, para que adopte las medidas necesarias a fin de evitar o resolver las situaciones de acoso moral.

  • Iniciar el procedimiento administrativo sancionador frente al empresario como autor de una infracción muy grave. Esta infracción se sanciona con una multa de 6.251 a 187.515 euros.

  • Además, el empresario puede ser sancionado si, una vez detectada o identificada la situación de acoso moral en su empresa, no realiza una evaluación del riesgo con la asistencia de expertos en psicosociología, o si una vez valorado el riesgo no adopta medidas para paliar esa situación.

* El trabajador puede solicitar la rescisión de su contrato de trabajo según lo dispuesto en el Artículo.50 .1 .a RDLeg. 1/1995 de 24 marzo 1995

* Además, la declaración de las lesiones psíquicas como accidente laboral puede llevar aparejada el recargo de las prestaciones de Seguridad Social con cargo exclusivo al empresario infractor, si media una relación causa efecto entre la conducta infractora y dicha lesión.

- Ante la jurisdicción penal: puede interponer la correspondiente denuncia por coacciones o amenazas.

- Ante la jurisdicción civil: puede ejercitar acciones de responsabilidad civil contractual frente al empresario que ha ejercido un acoso moral o ha adoptado una postura pasiva frente al mismo.

 
ABOGADOS LABORALISTAS MOBBING LABORAL

Abogados especialistas en Mobbing Laboral

CONSULTAS

Atención al Cliente

Atención al cliente Abogados Mobbing laboral

Teléfono

 902.99.58.51

Gratis por e-mail

Solo una consulta por persona

Consulta gratis



hacia arriba

Despido Laboral

Edición Contáctenos Información
11/05/2012 Copyright © 2008  tuasesorialegal.com